Historia

Nació y existió como una pieza fundamental del recambio de la escena de rock pop chilena de comienzos de los 90’s.

Con notorias influencias del pop de guitarras que Inglaterra entregó en los ochenta a través de bandas como The Smiths, Mal Corazón dibujo una ruta propia, marcada por suaves melodías y textos melancólicos, pero su existencía estuvo siempre definida por la imagen femenina y la voz de Cathy Lean.

Durante la carrera del grupo se dieron numerosos cambios de formación, a pesar de ello, y en todas sus etapas, siempre estuvo la cantante como cara y sello de la banda.

El trabajo y el renombre alcanzado por el grupo a comienzos de la década de los 90 fueron coronados con un disco debut llamado “San Bernardo”, publicado por el Sello Alerce y parte importante del llamado “Nuevo rock chileno” que estalló a mediados de esa década.

“San Bernardo” tuvo como corte de difusión el single “Eternos días de invierno”, con un clip dirigido por el realizador Germán Bobe. La canción es considerada hasta hoy como un clásico del rock nacional de la época.

A fines de los 90 Mal Corazón se enfrentó a su primer cambio importante. Influenciados por la música electrónica, oscurecieron su sonido y tuvieron un breve paréntesis bajo el nombre Rever, con el que cumplieron una nueva pasada por el circuito de música en vivo en Santiago. De esa etapa quedó registrada solo la canción “Despegar”, producida por Cristián Heyne y con un clip dirigido por Verónica Calabi.

Esa etapa marcaría una interesante transición para Mal Corazón, en que explorarían formas y textos, todo para volver a llamarse de la misma manera y publicar un segundo disco en el 2003.

Ese segundo trabajo se llamó “Abismo”, con solo ocho composiciones pero suficientes como para traer de vuelta al grupo con una imagen y un sonido mas sofisticado. Rápidamente el single “Abismo” consiguió notoriedad en las radios y, más tarde, el single “Todo peor” se convirtió en un éxito en radio y televisión gracias a su videoclip de impecable factura. Esos mismos sencillos serían más tarde reversionados por el grupo pop adolescente Kudai, quienes editaron el disco que las contenía a nivel continental.

Luego de un receso, Cathy Lean trabajó sola en una serie de composiciones y la altura de sus nuevas creaciones se notó en una veintena de presentaciones en vivo hacia el 2007, comenzando a dar forma a un futuro disco.

A comienzos del 2011 en la siempre renovada escena chilena ya se comenzaba a rumorear. La vuelta de Mal Corazón era un hecho. Todo estaba respaldado por un tercer disco de estudio, y el primero compuesto íntegramente por la cantante.

Esta vez Cathy Lean es mas que la cara y el sello del grupo, también es el alma, delatada en sus textos mas maduros, producto de una búsqueda de la canción, esta vez sin ningún prejuicio, muchas veces testimoniales como en “Caminé” (“…si es que aún te queda valor, solo te pido me dejes ir, sola por mí, sola por fin…”), la personal retrospectiva de “Hoy me dispongo” (“…hoy me dispongo a ser un poco más felíz que ayer…”) o incluso más festiva que de costumbre, en “Pásalo bien”, el primer single, una canción más irónica, ya que según ella misma cuenta, “para muchos ‘pasarlo bien’ puede significar un pasaje al abismo”.

Así es como viene entonces el tercer disco de Mal Corazón, de latidos pausados, pero incesantes, dispuestos a cautivar como siempre, a los fanáticos de antaño y también a los nuevos.

Scroll Up